Que miras? ¡Es mia!

Que miras? ¡Es mia!

jueves, 22 de julio de 2010

III Entrega "Relatos de la naturaleza humana manifestada en forma cruda y con el instinto animal a flor de piel"

El la mira a los ojos de una forma que sabe que a ella le turbará ya que sabe que su mirada puede ser muy intensa, se le nota en esa expresión que tiene que en ese momento es totalmente el, sin dudas de ningún tipo. Ella lleva una blusa clara con un tono amarillo tostado, con el pico del cuello redondeado, y una falda entre gris y beig muy clara con cintura alta en forma de fajin, la falda es algo abombada, el se fijo en esos detalles cuando ella llegó, y le dice.... separa las piernas todo lo que puedas, sabiendo que la falda le permitiría lo justo para que su coño se abriera levemente, y ella obedeció, el rubor apareció en su cara y esa expresión seria de una mujer caliente que la hace hasta mas atractiva si cabe, era guapa, una mujer madura, que se cuida y que tenia una sutil barriguita, un bonito escote y unas largas piernas que con esos zapatos de medio tacón ya le sacaba a el al menos un par cms. El se recreo en sus hombros que la hacían muy esbelta en esa postura cómoda en que estaba sentada, y comenzó un relato.

Visualiza esta escena que te voy a crear como fantasia, pero antes te diré algunas cosas; cuando quiera que te corras simplemente diré GUARRA CÓRRETE!o algo similar, no te preocupes sera un susurro que apenas oirás tu, nadie mas me escuchara, tu solo procura que no se te note "demasiado" por la gente de alrededor (aunque estábamos algo apartados de casi toda la gente en la terraza), y añadió ¿"entendiste"? ella sin mas palabras, solo dijo ¡si! de forma casi imperceptible. Aun no entendía como podía estar pasando eso ahí en medio de una terraza en plena noche y en la hora que la gente iba llegando, y que ella estuviera accediendo y casi sin control de su voluntad, ella estaba cediendo y accediendo a algo que jamas habría pensado que pudiera sucederle, y pensó ¿sera esto la Dominación?, pero desde que le dijo qu separara las piernas, ella estaba encendida como nunca que recordara.

El comienza un relato:

Vamos en el coche a una zona de monte que tu conoces en la Cerdanya, vas a mi lado y has captado que en el asiento de atrás llevo una mochila negra que es de propaganda de Cutty Shark y un porta-planos negro, ignoras que hay dentro, pero solo verlo te excita y pone nerviosa, sabes que el quiere tener una sesión en el monte y para eso es esta excursión.

El aparca en un sitio en el que un camino se amplia dejando espacio para poder aparcar holgadamente sin estorbar y le pegunta... ¿es esta la zona, dejo el coche aqui o tenemos que ir a otra parte?, ella seria, intentando parecer que esta normal dice que esta bien, que todo alrededor es igual. Bajan del coche coge la mochila y el porta-planos cierra el coche y se adentran en el monte por una zona de acceso cómodo, llano pero ligeramente inclinado y aunque hay muchos pinos no hacen bosque cerrado si no mas bien claro, y van subiendo alejándose del coche y del camino. Cuando están lo suficientemente lejos del camino y de miradas indiscretas el mete la mano debajo de su vestido y toca su sexo ella se para en ese momento, sabe que esta comprobando que no lleva ropa interior y su estado de excitación, y le dice en tono tolerante así me gusta que estés encendida.

Ella se siente deseosa, temerosa, respetuosa, dispuesta, pero sintiendo que le flaquean las piernas y sus muslos se manchan de sus humedades, sabe que va a ser algo duro, no sabe en que se basara la sesión pero le entra un temor al que acompaña un subidon sexual y casi ni se da cuenta que le ha dicho Guarra Correte, el para el relato y le dice.. Lidia sube un poco tu falda de las caderas y arrímate mas a la mesa el mantel te tapara y tócate hasta que sientas un orgasmo no dejes de mirarme. Ella encendida, muy caliente, encharcada y avergonzada no puede evitar correrse, y cuando acaba... el casi sin subir la voz pero con un énfasis absoluto le dice..¡QUIERO OTRO, DÁMELO! ¡ES MIO! DÁMELO MUJER... Y ella sin casi poder remediarlo vuelve a tener otro orgasmo consecutivo, no sabe que le pasa, pero su sexo le obedece a el, ella se esta cediendo a el sin siquiera darse cuenta, su seguridad y forma de decir las cosas le impiden siquiera dudar o querer siquiera comentar solo siente, actúa y obedece. El continua con el relato...

El le dice espera aquí, se adelanta y deja la mochila y el porta-planos en el suelo, se adentra un poco mas y oye sus pisadas sobre la hojarasca y la pinocha del monte hasta que casi no se percibe y al rato vuelve, y le dice, ven encontré un sitio ideal.

Era un claro entre pinos y arbustos bajos que para acceder solo podías hacerlo apartando algunas ramas bajas de pinos, y quedaba un claro llano con una pendiente suave, había una piedra de granito no muy grande donde se veía que en alguna época habían hecho fuego por que esta por una parte negra, el dejo sobre esa piedra la mochila, el porta-planos, saco una botella de agua y le ofreció beber, mientras procedió a desnudarle íntegramente. Saco de la mochila unas chanclas negras con dibujos en la parte que se apoya la planta del pie, se agacho y le ayudo a ponérselas y descalzarse de sus zapatos.

Estaba desnuda, en medio del monte en una zona que aunque oculta podría en cualquier momento aparecer alguien, pero.. que importaba ella era de el, y ella era feliz así y su mente empezó a ser embargada por la entrega evadiéndose en ella. El sacó una cuerda de la mochila, la desenrollo, y dio con un extremo varias vueltas con ella sobre su muñeca, paso una doblez de cuerda por debajo de esas que adornaban su muñeca como varias pulseras, paso una punta por la doblez, tenso y quedo prisionera de esa mano, después la otra, después pasó entre las dos muñecas varia veces la cuerda y estaba maniatada con las muñecas juntas. Todo había sido tan rápido que al lanzar el otro extremo sobre una rama a unos 3 metros de altura y pasarla por encima... tenso y ato el extremo al árbol, y ella quedo tensa con los pies de puntilla y su cuerpo notando la alta calidez del árbol y como su corteza se clavaba en sus pechos, estomago, muslos, vientre y mejilla, con suma rapidez, ato sus tobillos y quedaron sujetos por otra cuerda atada a ambas partes del pino, de forma que si separaba el pubis en sus pechos se clavaba mas la corteza del pino y al revés, si separaba sus pechos era su pubis depilado el que se clavaba, siendo la mejor postura permanecer totalmente apoyada sobre el pino hasta que se acostumbro.

En ese momento mi mente estaba ida, mis ojos se cerraban y abrían, entregada, mi mente se llenaba de sensaciones, la sensación de la corteza clavándose me estimulaba, y la vulnerabilidad de la situación me hicieron estar lista para lo que viniera. ¿Lista? cuando escuche el ruido del gato todo cambio, sentí miedo, deseo, y sobre todo excitación, sentí caer las tiras de cuero de forma contundente, con ganas, en mis glúteos, caldearon mi culo, cayeron sobre mi espalda, mi cintura, hombros, muslos, parte interna de los muslos, y así estuvo en silencio azotándome hasta que el dolor desapareció y se convirtió en solo golpes que me enervaban y ponían... ya no caliente si no mas bien perra.

El hizo una pausa en el relato y le dijo .... Lidia quiero que te corras dos veces, y de forma enérgica pero en un susurro le ordeno....¡ CÓRRETE MUJER, YO LO DESEO!! Ella no tardo apenas en sentir ese orgasmo mientras tocaba su sexo, había sentido cada instante de esa situación, lo había vivido, y estaba casi en ese lugar con el, y se corrió, en esta ocasiona mirándolo a los ojos regalandoselo con dulzura y entrega. Pero cuando estaba casi a punto de culminar ese orgasmo le ordeno suavemente, mujer dame otro, empalmalo, lo quiero, me pertenece yo te los otorgo para tu placer, pero son míos, ¡ dámelo! Ella ya sin importarle su entorno, lo disfruto y dejo que su cara lo reflejara y se lo ofreció como tributo a el, ella deseaba que el lo disfrutara con ella, que la sintiera como estaba, casi vencida, cediéndose.

Termino ese lindo orgasmo, el se levanto, dijo voy a pagar, daremos un paseo, ella asintió en silencio.

Cuando volvió le dijo.. ve al baño, quítate las braguitas, enjuágate un poco y guarda las bragas en tu bolso, ella no pudo nada mas que obedecer, se sentía gratamente manejada, fue al baño, y al quitarse las bragas se dio cuenta de que estaban empapadas, se enjuago un poco, las guardo en el bolso se seco y aseo un poco, recupero la compostura y salio.

Cuando llego a la mesa el se levanto, y caminaron hacia la escalera, cuando ella había subido apenas un par de escalones, el le dijo... ¡espera!, y metió su mano por debajo de su falda y toco su sexo, lo abrió con sus dedos, toqueteo a su capricho y ella de nuevo se encharco, el parecía complacido, no dijo nada. Cuando subieron arriba en la explanada le dijo hacia la izquierda, ella sabia que por ahí no había salida, por lo que se dijo aun no es hora "del paseo" y se quedo expectante solo caminando a su lado, el ni la cogió, ni la toco siquiera, llegaron a un coche y el se dirigió a abrirlo, ella se dirigió a la parte del copiloto, y cuando el abrió las puertas ella hizo ademan de entrar, y el dijo, no, no, espera... y se fue hacia ella, entro en la parte de copiloto, se sentó y ella permaneciendo de pie, no sabia si preguntar, esperar o que. El le dijo mete el cuerpo y pon tu vientre sobre mis rodillas, ella se extremeció, ¡joder! iba a azotarla allí mismo y así por que si, simplemente callo, metió el cuerpo, y apoyo sus manos en el suelo del coche y el asiento del conductor, el la movió un poco y la acomodo, hecho esto subió su falta totalmente hasta la cintura dejando su culo al aire, y le dijo....te voy a dar 50 azotes, ¿puedo hacerlo? no tengo ningún derecho, pero deseo dártelos... ella relajo su culo, y dijo como quieras, pero mostrando su deseo de sentirlos.

El toqueteo su coño metió dedos, toqueteo su ano, penetro con la primera falange de su dedo corazón su ano, acaricio su culo, y de repente un duro e insoportable azote cayo sobre su glúteo derecho, dolía demasiado, y pensó ¿50? no los soportare, pero calló, y el empezó ritmicamente a darle azotes con la misma intensidad, y le dijo cuéntalos y siguió, ella contaba entre gemidos de dolor, y cuando llego a los 20 unas lagrimas brotaron en sus ojos, el paro, acaricio su culo que ardia, su coño, y su ano de nuevo y así estuvo mucho rato quizá 5 minutos, y empezó de nuevo, ahora eran rápidos, repetitivos y sin pedirle que los contara, le oye decir, y 45.... y ella le oyó decir, ¿que tal estas?, añadiendo... ¿ahora ya duelen menos por que te duele todo el culo no? ella dijo si, pero me duele mucho, el le quito importancia diciendo, cuando te de el numero "cincuenta" quiero que te corras "al tocarte yo el coño con mis dedos", y empezó a darlos muy distanciados pero fuertes, su sexo tenia vida propia, conforme se acercaba al cincuenta su mente olvido el dolor y se centro en prepararse para satisfacer ese orgasmo y al decir el "y 50" al pasar sus dedos por mi coño, en décimas de segundo se estaba corriendo pero el no la estaba masturbando, se limitaba a toquetear el interior de sus labios menores, sin acariciar su clítoris, acabé ese orgasmo y me dijo incorpórate. Salí del coche el culo me ardía, me sentía pequeña, como una niña castigada, sin saber que hacer, ni que decir, solo con ojos como platos mirarlo, veía a un hombre al que sentía muy cerca, duro, seguro, y aparentemente desapegado casi impasible, pero legal, serio y caballeroso, "con todo lo que esperaba de un Dom", el girando su cabeza a derecha y a izquierda observa si hay alguien que va o viene, al ver que no había nadie, se pone de pie al lado de ella se desabrocha el cinturón, se desabrocha el botón del pantalón, baja su cremallera, baja su pantalón y su bóxer, se acerca a ella y acaricia su cara y su cuello, la mira a los ojos con deseo, la coge del pelo, y se sienta y le dice agáchate no te arrodilles y "mama" le mete su polla en la boca y la atraganta, una y otra vez, produciendo "casi" una arcada cada vez pero parando poco antes de que la sufriera, en un momento para y levanta su barbilla, y le dice mirándole a los ojos, mamamelá con cariño como si fuera lo ultimo que vas a hacer en tu vida y con total dedicación, no te toques, cuando sientas mi semen derramarse en tu boca, quiero que sientas un orgasmo, no te diré nada, solo esperare que me correspondas, quiero que te corras sin tocarte por que ese es mi deseo.

Ella se dispuso a mamar pero el se acerco, la beso sujetando su cara y con la mano acompaño su cabeza hasta que su polla quedo entera en su boca alojándole el glande en su garganta, después la soltó, y la dejo a ella, que repitió esa acción todo el tiempo evitando llega tan hondo que le dieran arcadas, tardo mucho tiempo y ella entregada, complaciente, quería darle placer, un leve movimiento de su polla la puso en alerta de que venia su orgasmo e iba a eyacular y su mente en ese momento se fue, se centro en su coño, en su deseo, en lo que estaba haciendo, casi se vio desde fuera de su cuerpo, se visualizo y empezó casi sin darse cuenta a notar todos y cada unos de los chorros que salpicaban en el interior de su boca, mezclados con uno de los orgasmos mas intensos que jamas había tenido en su vida y sin siquiera tocarse. No quería parar de mamar pero los gemidos expresados por su nariz le hacían parar, era un orgasmo tremendo, se sentía usada, con el culo caliente, poseída, perra entregada, y perra salida que se corría en cualquier situación aun si masturbarse, se sentía como si de golpe todo lo que necesitaba para sentirse plena le hubiera pasado, e instintivamente se acerco, rodeo las caderas y cogiendo desde los riñones a ese hombre mamo, limpio su polla con cariño y ternura, saboreo su semen y se quedo quieta apoyada en su mejilla derecha con la polla en la boca y los ojos cerrados en un estado de absoluto placer y bienestar.

El la dejo unos instantes así relajándose, después la incorporo y bajo su falda cogió sus bragas del bolso se las dio para que se las pusiera, el se dubio bóxer y pantalones, y abrocho su cinturón, y cerro la puerta, dio un beso acariciando con su lengua la lengua de ella, y la abrazo contra el, le dio la mano, y "fueron a dar un largo paseo".

Continuara? :-P

Un beso

4 comentarios:

  1. Hola hard, hacía tiempo que no pasaba por tu blog a dejarte comentarios aunque no he dejado de leerte.
    esta vez lo hago para agradecerte tu relato. He de decirte que no sé si es gracias a Marian o no, pero que noto un cambio en tu manera de expresar lo que supone el bondage o la dominación y pienso que ese cambio es para mejor. Me gustas más contando estas historias que con tus charlas tan directas acerca de la teoria sobre la dominación.
    Opino que si quieres que alguien entienda más estas tendencias llamadas erróneamente por los que no las practican, perversas, explicar una historia como la que llevas contando hace dias es la mejor manera. Hay miedo y hay dolor pero sobre todo sobretodo hay placer y excitación y la ilusión que el proximo azote o la proxima orden aún serán más gozosas. y te aseguro que quien lo lea, sea o no practicante, seguirá queriendo saber más sobre el tema.
    Te felicito, hard.

    ResponderEliminar
  2. Hola Butterfly,

    Lamentablemente (lo digo por que veo que hay cosas que no te gustan) soy todo lo que ves aquí en cada una de las palabras que escribo, y siempre hay un motivo para que escriba. Es cierto que Marian tiene mucho que ver en este relato, ya que ella ha vuelto a sacar en mi al provocador, y este post y la serie completa son eso una provocación con la intención de calentar, eso si... con la realidad cruda de este tipo de relaciones.

    Querida Butterfly lamento que no te guste "el otro que también soy", pero créeme, me gusto en todas mis facetas, y soy consciente que al primero que tengo que gustar es a mi, y al que mas fiel tengo que ser.

    Y aprovecho para decirle a todas a las que este gustando el relato que estoy escribiendo por capítulos, que me alegro de que lo puedan sentir, por que así debería ser este tipo de relaciones, o sea... ¡con la voraz naturaleza humana exteriorizada y controlada!, haciendo posible la D/s, y entendiendo que la dominación no es un juego ¡es una realidad! y la sumisión es una entrega verdadera no una postura o actitud ocasional y circunstancial, y así intento hacerla ver siempre, y me agrada comprender que no solo tiene los derroteros que yo he visto hasta hace poco, si no muchos mas en muchos otros niveles, ambientes, tendencias y tipos de persona.

    Un beso

    ResponderEliminar
  3. Querido Hard, en ningún momento he escrito que no me guste el otro Hard, sinó que esta nueva manera tuya de contar las cosas me gusta más. Es diferente, es más accesible si me lo permites.
    Y que pienso que además de "calentar" ayudas a que los que nos toman por "enfermos" puedan entendernos mucho mejor al hacerles sentir lo mismo que sentimos nosotros al dominar o al ser dominado.
    Un beso.

    ResponderEliminar
  4. Hola Buterfly,

    De la forma que lo expones, sí tienes razón es una forma de mostrarnos y que vean que no tenemos cuernos y rabo. No obstante desde enero de este año he visto otros ambientes y entornos y tipos de personas que están con la entrega y la Dominación viviendola de otra forma diferente a como yo entendía que era, y me es grato apreciar que otros cojan el testigo, por que la verdad es que en lo que se esta convirtiendo en BDSM en la parte visible al menos aquí en España deja mucho que desear.

    Gracias por tu critica y felicitación.

    Un beso

    ResponderEliminar

Comparte tu opinión si lo crees oportuno