Que miras? ¡Es mia!

Que miras? ¡Es mia!

miércoles, 1 de septiembre de 2010

Hace un mes

Hace poco mas de un mes "conocerse en persona" la primera cita, la de su entrega a el y su perfecta respuesta al encuentro.

Todo discurrió como si fuera un guion ya que habían hablado mucho de ello, en realidad ella solo sabia "qué pasaría" pero no en que forma ni que cosas le podrían hacer decir "basta". Seguro que pensó ¿que pasara? ¿ hará todo lo que me ha dicho que hará? Y en cierta manera en el camino, en el viaje antes de llegar pensó que quizá no ocurriera nada tan "fuerte" como el le decía que seria, que todo fueran solo palabras en momentos de excitación cuando hablaban durante horas todas las noches, o que quizá si ocurría... ella al final se conocería mejor y se descubriera, o lo que era mejor aun... quizá empezara a verse o sentirse como realmente es y pueda por fin disfrutarse.

Ella:

Esas preguntas merodeaban mi cabeza, en realidad mi mente no paro un instante, incluso parecía despistada, a ratos, asustada, con ganas de salir corriendo, pero algo me atraía y hacia allí fui. Y todo fue mucho mas crudo, real y fuerte de lo que ella pensó, pero sin embargo todas y cada una de las cosas que vivió le llenaron y la hicieron sentirse viva. El parecía no estar, solo su mente vía sus actos, su cuerpo como una herramienta mas de mi iniciación, mi mente parecía que cerro los ojos a todo y solo sintió, hasta que se sentó a comer con el, pudo verle bien, y ver a alguien totalmente diferente al que antes la había estado elevando a la mas pura animalidad, ahora parecía alguien con quien te irías de viaje a cualquier sitio, ordenado, paciente, dispuesto, galante, y atento. Puff que alivio. Pero unos instantes después ¡ volvió!, son dos en uno, se desdobla en dos personas, y las dos me apasionan.

Es mi sino que siempre voy justo cuando me da el apartamento en Valencia, quizá por que al ser en el mismísimo centro de Valencia, en la principal calle peatonal que hay en la ciudad, a la gente le cueste dejar el apartamento y salga a desayunar desenfadadamente y disfrutando del entorno, tal como hicimos nosotros en el tradicional Mercado de Colon a un corto paseo de donde nos hospedábamos cuando al final salimos de nuestro encierro.

La llamé, y le dije aun no tengo el apartamento, ella dijo, pues te vienes a por mi. Yo pensando cuantas cosas estropearía vernos antes de que ella llamara a la puerta, me resigne a decirle.. si bien, así te acompaño y encuentras el sitio mejor. Gracias a la suerte, en ese momento al colgar me dieron la habitación y se lo hice saber, a corre prisas "desparrame" toda mi artillería de forma ordenada, sabia que le costaría llegar apenas 10 minutos desde donde estaba. Puse todo en su sitio, cerca, a mano, listo para el uso, cuerdas, venda para los ojos, collar, gato, varas, y mi rebenque, ese que se odia y se adora según en que momentos.

Puse el trípode y sobre el la cámara de vídeo, el móvil en modo imagen y bien cargado, la luz tenue pero que no de sensación de oscuridad con ese cálido brillo de la intimidad, cuando... un tímido golpeteo hizo sonar la puerta. Abrí, y ella al contrario de lo que le había ordenado no pudo evitar mirarme, y luego bajo los ojos, mi autoridad y decisión la desbordo, se sintió pequeña, hembra, caliente, una puta que va al encuentro de lo que sus pasiones le hacen sentir y desear, pero mujer al fin, entregada y dichosa por cada sensación que le producían mis actos, aunque estaba asustada.

Ese instante anterior que me miró, que vio mis ojos y mi rostro, le fueron suficiente para confiar, y se sintió mía. Detrás de la puerta como le había dicho y en menos de tres minutos haría cambiar su vida, perdería la vergüenza, la timidez y el miedo, para pasar a sentir la locomotora de la sangre por sus venas y desear, desear, desear.

No hubo piedad, fui duro, intenso, y constante, las primeras 4 horas fueron duras, solo cuando la vi agotada la deje tirada en un par de toallas, desnuda y sola a oscuras en cuarto de baño encerrada. Para que llorara, sintiera, reflexionara y una de dos reaccionara con dolor o despertara su naturaleza osada y valiente y se recompusiera siendo así el tipo de mujer que yo adoro.

Todo resulto así, después tres días maravillosos, con muchísima calor por cierto, que nos permitió encharcarnos al uno con el otro, y disfrutar de todas nuestras bajas pasiones, ella fue mía, ya se que con el corazón lo es, ella deseaba encontrar alguien que despertara "todo" lo que ella puede sentir, y así se fue creyendo que le había despertado todo, y aun lo cree, pero yo se que despertare mucho mas.

Sorprendida por sus reacciones, por sus orgasmos continuados, por su estado, por el placer de la cera roja sobre su piel, mis atenciones con áloe vera sobre sus partes martirizadas, el colocon que nos produce el Trombocid usado en grandes capas, (juro que coloca) y las barreras derribadas, todas, todas fueron cayendo, ni una sola se quedo en el tintero, ni siquiera esas siete agujas que perforaron su piel, que ni ella sabe como sin darse cuenta acabo sintiendo e incluso viéndolas en si misma clavadas, ni la cera en su clítoris que disfruto con varios orgasmos.

Hace un mes, y cada noche me acuesto sintiendola, lo mejor de ella su belleza, pero no solo la de su cuerpo no, si no la de una persona cariñosa, que se da, que perdona, que deja el espacio libre a los demás, que es divertida, que es una inmejorable conversadora, (aunque pelin cabezota, pero buena perfecta "ya sera"), ella llena mi corazón, mis anhelos, mis perversiones y lo mas importante, mi mente.

Y como ella me suele decir.... me gusta saberte ahí, poder pensarte, gracias por ser, gracias por estar.

Un beso

3 comentarios:

  1. Sin intención de molestar, y con todos mis respetos, ¿no sería más interesante leer lo que sintió ella de primera mano, que lo escribiera ella?

    Un saludo, y disculpe si este comentario no procede

    ResponderEliminar
  2. Hola descalza,

    ¡No!, me gusta escribir desde el interior de ella, ella que escriba cuando quiera y lo que sienta. Esto es lo que "sentí en mi" que ella sintió, valga la redundancia. Si estoy acertado es que la conozco bien y si no lo estoy al menos lo intento.

    :D:D

    ResponderEliminar

Comparte tu opinión si lo crees oportuno