Que miras? ¡Es mia!

Que miras? ¡Es mia!

jueves, 28 de octubre de 2010

Poesía que nace de mi alma

Yo entre en ese maravilloso mundo de la animalidad humana, del instinto crudo, y de las sensaciones crudas creo que de muy buena forma.

Evolucioné, jugué en mis comienzos, picotee y me creí muy capaz de tener mil sumisas a la vez y poder con todas (que bobo, que tonto ¿para que?). Sabia encandilarlas y tocar su naturaleza, eso duró escasos dos años en los que me di cuenta de que quien no se especializa en una mujer no obtiene sintetizada y condensada, acrisolada, la felicidad que una mujer puede darte, mi sentido común me hizo comprendedlo.

Entonces madure, me aleje de los juegos, y busque mi contra-parte, mi s de la D/s, encontré quien me hizo muy feliz, algunas que sentí tener que dejar ir, otras que me enseñaron como son las mujeres, y otras que me calaron muy hondo.

Pero.... ¡yo necesito!

Sentir que la mujer se abandona, se eleva y viaja en una nube, que el dolor la satisface llenandole vacíos emocionales, físicos e instintivos, que necesita explosionar cual volcán, o... disiparse cual olla spress (jejejeje un besito) cuando quitas la válvula. Necesito que vea mi humanidad, mi sencillez, mi sabiduría y mi parte intrínsecamente dominante, necesito ser descubierto, y necesito que deje de querer para dar, por que si deja de querer para dar, tendrá muchísimo mas de lo que desea.

Malas rachas tiene todo el mundo, algunas duran otras nunca acaban, otras solo nos las parecen, y otras.. son necesarias por que gracias a ellas te muestras día a día que estas vivo y evolucionas hacia el futuro que deseas sentir.

"Camine junto a ella, desde una conocida parada de autobús que nunca tomamos, hacia un lugar nuevo para ambos, donde un ajardinado parque rodeado de pinos nos recibió con amplio espacio para el ocio vecinal de un pueblo valenciano que tiene muchas eses en su nombre, rodeado de unos pinos chaparros de aspecto muy saludable, como dos adolescentes nos sentamos en el banco que deduje que mas tiempo recibiría un cálido sol ya otoñal. Hablamos, de cosas muy singulares aunque comunes, de forma espontanea, cogí su mano, como el joven adolescente coge la mano de su primer amor, y trasmitiendole serenidad y tranquilidad a través de su contacto piel con piel conmigo, le pregunte. Dime que quieres? Ella me lo dijo, ella me dijo que quería, a quien importa lo que ella quiera mas que a mi y a ella? a nadie, pero comparto con vosotros, la poesía que esta preciosa criatura, con su sencillez y espontanea forma de sentir, con su allegada manera de mirar y afrontar lo que empieza a nacer en ella, me esta dando, y que queréis que diga? pues solo la verdad, que es que....ME SIENTO FELIZ y ya se puede acabar el mundo, por que por unas horas me sentí, junto a una persona que no me pide nada, me da todo y eso, simplemente eso le hace sentirse cómoda a mi lado.

Lo siento, quiero gritarlo, y quiero disfrutarlo mientras dure que espero que sea indefinidamente.

Dominante? ¡si!, frágil? ¡no! cercano? ¡si! y a quien le sepa mal, lo lamento, puedo ser feliz, y en realidad con muy poco.

Sin prisas miro el mañana, y añoro el sábado, por que la volveré a ver.

Gracias por leerme, un beso.

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tu opinión si lo crees oportuno