Que miras? ¡Es mia!

Que miras? ¡Es mia!

jueves, 23 de diciembre de 2010

La potrilla y el Cowboy

Había una vez una potrilla que estaba sobre excitada, necesitaba que una mente firme la Dominara, tomara sus riendas y la hiciera dar unas largas carreras que acallaran sus desmesuradas energías que la mantenían nerviosa.

Este Cowboy, experimentado en la doma, tomo a la potrilla, le dio una tremenda carrera que hicieron que la potrilla se agotara, perdiera su ansiedad y estuviera lista para que el la montara cuando quisiera e hiciera de ella lo que quisiera, por que supo calmarla, darle la tranquilidad y equilibrar sus energías, supo llegar a ella, y la domó, preparándola para juntos hacer que cada día ella fuera una potrilla mas experta, mas esbelta, mas bella, de mucha mejor pura raza y con mas necesidad de su domador.

A veces solo tomando las riendas se puede "Domar" a una buena potrilla.

Un beso

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tu opinión si lo crees oportuno