Que miras? ¡Es mia!

Que miras? ¡Es mia!

lunes, 18 de julio de 2011

Vidas paralelas, la dualidad de una misma persona

A veces puedo apreciar en ciertas personas que sufren sus "aparentes" contradicciones, y formas de sentir y desear. Eso estaba bien para hace algunos siglos cuando aun no se tenia la formación suficiente ni la claridad de conceptos, pero realmente, creo que hoy en día también sucede que se paga caro ciertos aspectos de la educación recibida con la mas buena de las intenciones.

De todos es sabido que los colegios de monjas siempre dieron mujeres liberales, yo creo que es por que las chicas aprenden desde adolescentes lo que no quieren ser, y adoptan posturas enfrentadas precisamente a lo que esas mujeres con mal genio y excesiva rectitud quieren mostrar, enseñar y hacer parecer como lo ideal. Y claro las adolescentes que sienten sus hormonas revolucionarse, dicen...¿reprimir yo esto para ser una mujer así  no tengo yo vocación de beata, y se tiran al ruedo de la pasión y el placer que su naturaleza e instinto le dicta, aunque siempre un poco reprimidas quizá durante un largo periodo.

Muchas personas piensan que hacen mal en disfrutar su sexualidad, y la ocultan, la acallan y lo peor de todo, mienten y engañan para no mostrarse como son, con el consiguiente trauma y shock.

Lo bueno de la vida es surgir, ser uno crudamente, y tener la mente abierta, los años lamentablemente pasan deprisa, y se pierden oportunidades de sentir por una parte, de fluir por otra, y de dar con la persona que puede llenarte en esas facetas.

Yo creo que la D/s equilibra muy bien esas cosas, por que es una forma de relacionarse cruda, natural, sin artificialismos, ni costumbres de morales circunstanciales que en nada ya no tendrán valor.

Se puede ser honesto, un ciudadano ejemplar, un líder político, un representante social, un esmerado profesor, un aventajado científico, se puede ser cualquier cosa, sin tener que dejar de ser el animal que llevamos dentro siempre que lo controlemos con la razón.

Cuantas personas obsesos sexuales y que al final enferman de verdad solo están obedeciendo a un instinto que no saben gobernar por que su entorno y educación no le dio solución.

Cuantas parejas destrozadas por que no se mostraban tal como eran por que pensaban que debían esconder sus ansiedades e "inconfesables deseos". Que poco aprendió el ser humano del ser humano, dejando solo aforar el egoísmo una de las naturalezas mas destructivas del mundo.

La gente hace prevalecer el Estatus Social que no deja de ser una fantasía consumista,  sobre la honorabilidad de mostrar tal y como siente. La hipocresía a la que nos inducen estas desastrosas sociedades del pasado, solo hacen que retrasar nuestra evolución. En algunas cosas estaban a mas avanzado estado los griegos de la época de Socrates y Platon que muchos hoy en día.

La sexualidad no tiene genero, solo tendencias, el placer no es malo salvo cuando daña a otros, sentir intensamente es un derecho humano, el placer mas intenso que el ser humano puede sentir en este plano de existencia es el sexual, sin embargo muchos son los que lo esconden y sin embargo no dudan sacar sentimientos tan primarios como son la envidia, o el odio.

Cuanto queda por aprender, y que pena de la gente que pierde toda una vida sin comprender.

Alguien me dijo hace años una frase que todos habréis leído alguna vez... es esta: "Nadie es tan malo que no pueda perdonarse así mismo, ni tan bueno que pueda perdonar al todo el mundo".

Una mujer, madre, hija, amiga, buena persona, buena ciudadana, pilar de sociedad. Puede sentir perfectamente sin ningún tipo de problema que se pone tan caliente que se le va la cabeza, que se enciende de morbo por situaciones que le provocan de cualquier manera, sin embargo tienen la sensación de que están haciendo mal, que locura.

Encenderse y encharcarse por situaciones, conversación o actitudes que la hagan sentir así, no es nada de lo que tenga que reprimirse, sin embargo mucha gente cree que esta reñido con lo que se espera "de ellos", a mi me pareció Silvia Kristel encantadora en aquellas primeras películas eróticas, cuando una dama tan femenina, tan sociable, tan elegante, tan exuberante, podía al mismo tiempo ponerse tan caliente y ser tan mujer.

Pero claro, mucha gente piensa que esas cosas quedan para las películas, y lo reprime, y cuando pasa el tiempo eso las hace sentir que la vida les debe algo, quizá ya demasiado tarde por que la mala vida, el poco cuidado, el abandono, les hizo perder la belleza necesaria para poder disfrutar de eso perdido.

Asi que no perdáis ese maravilloso tiempo, y ser exactamente lo que sois, se habla mucho de la liberación de la mujer, pero se folla mal y poco.

Un beso

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Comparte tu opinión si lo crees oportuno