Que miras? ¡Es mia!

Que miras? ¡Es mia!

martes, 15 de noviembre de 2011

Domar a una sumisa

Domar a una sumisa:

A veces, se usa esta expresión en términos D/s. A veces se habla y se comenta entre personas que sienten la D/s como forma de vida. Pero... ¿Realmente que significa esta expresión? ¿Qué concepto encierra? ¿Todos entienden lo mismo cuando leen esta expresión "Domar a una sumisa?.

Bien, hoy quiero dar "mi" opinión, a qué entiendo yo al respecto.

Está claro que no se puede Domar a alguien que no te pertenece, por lo que lo primero es que para poder usar esta expresión la persona en cuestión, la sumisa, en este caso particular debe haberse ofrecido y sido aceptada por el Dominante, sino, no se tiene derecho a domarla y mas pronto seria seducirla, y seducir es algo que puede ser positivo o negativo, (por ejemplo "fue brutalmente seducida", o "fue fruto de la seducción el amor que ella sentía"). 

Pero... ¿domar? Domar solo puede hacerlo quien tiene derecho a hacerlo, y siempre debe hacerse siendo beneficioso para las partes, nunca en detrimento de la sumisa domada.

Opino que usar la palabra "domar" es adecuada, por que la rebeldía innata, o las convicciones que la sumisa trae consigo, es algo que es "o puede ser" muy fuerte. Puede ser algo con muchas bases y en ocasiones de forma muy determinante, y aunque puede ser realmente dañino para una relación D/s, sin ser malo en absoluto en si mismo, es totalmente respetable y debemos dejar que cada cual sea como es. Solo debemos corregirlo para ajustarlo en beneficio de "la relación D/s"

Un ser con convicciones es un ser con posturas en la vida, que puede, o no, mejorar y modificar en el futuro, pero que su base personal le hace tomar unos referentes para desenvolverse, sean estos equivocados o no. Las convicciones son conceptos que no deberían ser absolutistas ni definitivos, pero que son la base de la evolución, y esas convicciones "que serán modificas y actualizadas" con nuevas convicciones que harán que el individuo progrese, evolucione y mejore. Pero son su base "actual" su "ahora conceptual" por eso nunca hay que enfrentarse a nadie por sus creencias, simplemente conservarlas, dialogarlas, debatirlas, -si te dan esa opción- o ignorarlas sin mas.

Cada cual es como es, por que no pudo ser mas o mejor, así que ¿quienes somos nosotros para querer cambiarlos?. Solos nacemos, solos nos vamos de este mundo, y solos estamos en el regocijo de nuestras creencias, si alguien desea, o necesita comunicarse es libre de hacerlo o no, pero nada le puede obligar.

Asi que la expresión "domar a una sumisa" conlleva ante todo tolerancia por sus creencias, respeto por sus sentimientos, y ante todo, comprensión por sus deseos y forma de sentir. Pero aun así, hay que domar a la sumisa, ya que si no se logra nunca sabrá como deseas gobernar la relación D/s.

Según la RAE en su acepción segunda, Domar significa... "Sujetar, reprimir, especialmente las pasiones y conductas desordenadas". Pero claro esto anterior solo en lo referente a la relación D/s, por que es atrevido, osado, descabellado, e incluso estúpido, querer cambiar a una sumisa en todo lo que ella representa como persona, en esto estamos todos de acuerdo ¿"verdad"?

De lo anterior resulta, que cuando un Dominante se enfrenta a la ardua empresa de Domar a una sumisa, debe saber que lo que esta haciendo es sentar las bases de una relación armónica, y de las costumbres y reglas que regirán su relación, y que cuando decimos "domar" nos estamos refiriendo a crear buenas costumbres entre ambas partes para poder obtener el fin deseado, que es... ¡la felicidad de las partes! eso si, cada uno satisfaciendo su naturaleza y el Dominante la de los dos a un tiempo con su control, gobierno y "sabia" forma de ser y actuar. 

O lo que es lo mismo, Domar a una sumisa es solo quitarle las costumbres arraigadas en ella cuando se gobernaba sola, por que no tuvo necesidad "en aquel tiempo" de ofrecerse a nadie para ser suya y que ahora pueden suponer un gran inconveniente.

Asi que su Domador/Dominante, simplemente la estará educando en lo que él espera obtener de esa relación D/s, y en la medida se acerque a la perfección absoluta, sera mejor o peor Dominante y habrá hecho mejor o peor su tarea, y así doblega malas costumbres inadecuadas para una buena relación, todo esto desde un punto de vista racional, humano, respetuoso y tolerante.

¡Ah!. Y los que quieran hacer de la Doma de la sumisa un fetiche, y casi verla como un animal, que sepan que no es una norma sino simplemente... ¡un fetiche mas!. Que puede ser una filia, o para filia, pero que no tiene por que ser una necesidad generalizada para todos los tipos de parejas D/s que puedan formarse.

Conclusión, usar la expresión Domar a una sumisa, solo tiene validez sabiendo que es una expresión tomada  como referente no como ley, y que el fin debe ser que ella "ceda" sus costumbres de individualidad en beneficio de las costumbres en comunidad, comunidad que en este caso solo atañe a dos, a su Dominante y a ella misma.

Por lo que esta expresión no tiene para nada contexto peyorativo, y mas pronto lo tiene de ideal manera de expresarse, ya que en si mismo poder pronunciarla y escribirla conlleva la belleza de la aceptación de la sumisa por haber cedido a ser "domada" por su Dominante.

Al final todo es bello en una deseable relación D/s. ¿Verdad?

Un beso

"Un Dominante agresivo, no tiene por que ser un Dominante malo, pero una persona que su agresividad es dañina, y produce malestar, si que es una mala forma de comportarse" La agresividad es un síntoma de euforia primaria, que bien utilizada enciende nuestra naturaleza, eso si, nuestra naturaleza animal. Bueno es ceder a las pasiones, siempre que sepas retener, contener y gobernar tu naturaleza mas intensa sin dejarle las riendas de ti mismo a un mero instinto.


3 comentarios:

  1. Siempre te sigo desde un anterior blog mío (aunque también era Sweet mi nick), te leo y concuerdo, aunque no comento... por qué? quizá tiempo... o es que quizá estoy tan de acuerdo, que escribir más sería redundar, pero empezaré a hacerlo.

    Saludos!

    ResponderEliminar
  2. Yo, como sumisa de mi Amo, acepté en su momento confiar en él, en su criterio y en su sabiduría. El me esta enseñando a controlar mi ansiedad, mi impaciencia, a dosificar mis tiempos, a darme la confianza para mostrarme como soy y poder decir lo que pienso, en ningún momento cambiarme pero si perfeccionar y modificar hábitos que son los que contribuyen a nuestra felicidad como Amo y sumisa.

    Siempre es interesante pasar por aquí. Un saludo y feliz noche.

    ResponderEliminar
  3. Muy interesante todo..me gusteria comentar un poco pero con my problema de idioma es dificil para my ...entiendo todo ma my escribir es mal.. y no quiero que se intiende una cosa por otra ...pero es muz buena entrada...
    Un saludo y felic dia...

    ResponderEliminar

Comparte tu opinión si lo crees oportuno